26 jun. 2008


Soylent Green.
PAN POR PAN xoves 26 xuño

O cine popularizou a xeira de distopías nacidas na literatura e no pensamento. En películas boas e malas, presentásenos un mundo futuro, apocalíptico, onde os que sobreviven á catátrofe loitan entre si polas moi escasas fontes de enerxía. En “Waterworld” imaxínase que só é posible xa sobrevivir na auga. Unha película xa antiga, “Soylent Green” (1973), protagonizada por Charlton Heston, tiña unha teoría bastante tétrica e escatolóxica sobre os alimentos do futuro. Lembro vivamente dúas escenas: nunha delas, un personaxe lembra con nostalxia cando aínda se podía comer carne e peixe frescos. Na outra, vese como se retira Edward G. Robinson para ir morrer no Fogar: déitase nunha cama e escoita música clásica mentres observa fermosas paisaxes que xa non existen. Quizais despois do apoxeo dos tanatorios, sexa este o gran negocio do futuro, vai ti saber.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Andas apocaliptico Marcos, xa sabes do que é metáfora o xénero.
Faltan os zombies, recurso abondosamente apocalíptico, e non sei se por aquí andarán algúns?
Coidado!, non nos vaian morder.

Anónimo dijo...

Apocalipsis (revelación) da língua:

El juez decano coruñés: «No tengo ningún rubor en usar la ilegalidad del topónimo "La Coruña"»

Autor:
La Voz
Fecha de publicación:
26/6/2008

* Valoración de la noticia 1 , 2 , 3 , 4 , 5 , (13 votos)
* Envíando datos... Espere, por favor.
* Gracias.
*
o -
o +
o Enviar
o Imprimir
o Volver

El juez decano de A Coruña, Antonio Fraga Mandián, volvió a comparecer ayer en el Juzgado de Instrucción número 4 para repetir la vista en la que denunciaba por injurias a Eduardo Álvarez, secretario comarcal de CIG-Ensino. La Audiencia decidió anular el juicio anterior celebrado el 18 de julio del 2007, al considerar que el imputado -que se defendió a sí mismo- no tuvo derecho a la última palabra ni a interrogar al denunciante.

Los hechos que motivaron la causa se originaron a raíz de unas declaraciones efectuadas por Eduardo Álvarez sobre el juez decano en junio del 2006. En sus respuestas a preguntas de la fiscala, el imputado asumió todo el contenido del artículo, a excepción de una frase aparecida en un destacado del reportaje, en el que se decía: «É un cínico porque emprega unha mentira para xustificar a ilegalidade».

En este sentido, el procesado admitió que en el texto aparecía una cita similar que él sí había dicho, y que era: «Di o dicionario que o cínico é o que emprega a mentira para xustificar unha ilegalidade. Isto é o que está a facer o xuíz decano».

Toponimia

Aunque la vista era para hablar sobre las posibles injurias vertidas por el procesado, la mayor parte del tiempo se dedicó a hablar de un auto que había recibido el imputado en castellano, cuando él había presentado la denuncia en gallego. Además, en dicho informe judicial se utilizaba el topónimo La Coruña en el encabezamiento y en el sello. Fraga Mandián dio orden de que se le notificasen los autos en gallego, y dijo que la utilización del topónimo coruñés en castellano pudo deberse a un error ortográfico, al mismo tiempo que explicó que el reglamento de quejas no está para atender este tipo de cosas. Asimismo, el juez decano también afirmó: «No tengo ningún rubor en usar la ilegalidad del topónimo La Coruña ».

Condena

Al finalizar la vista, la fiscala volvió a considerar probados los hechos y pidió para Eduardo Álvarez una pena de multa de 200 euros y el pago de una indemnización de 6.000 euros, en concepto de daños morales. Por su parte, el abogado de la acusación particular elevó la pena a 1.200 euros de multa y 10.000 más de indemnización.

El procesado, además de declararse inocente y pedir su absolución, consideró que esta última cantidad solicitada era desproporcionada, y podría calificarse dentro del apartado de enriquecimiento injusto del Código Civil. Por último, afirmó que había hecho esas declaraciones, porque «eu sentínme profundamente aldraxado pola resposta que o xuíz decano deu á miña queixa, porque considerou que era un cidadán de segunda categoría», afirmó, al mismo tiempo que advirtió de que la denuncia interpuesta por el juez decano contra él fue «para castigar o meu atrevemento».

Anónimo dijo...

Zombies bilingües.

Anónimo dijo...

Patente de corso, por Arturo Pérez-Reverte

VÍSTETE DE NOVIA, Y NO CORRAS

Me van a volver diabético, entre tanto gilipollas. Nunca hubo tal cantidad de soplacirios en la política, el sindicalismo, la cultura, el feminismo, la sociedad. Empieza a alterarme la salud tanto buen rollo y buenas intenciones, tanta mermelada a todas horas, tanta propuesta de besarnos masivamente en la boca para que las cosas vayan bien, tanta certeza de que con demagogia y corderitos de Norit triscando saltarines por el prado conseguiremos una España, un mundo, un universo mejor y más justo. Eso está bien para los jóvenes, cuya obligación antropológica, por edad y hormonas, es batirse en defensa de todo eso y de algunas cosas más. En tales lides se desbrava uno, y con el derroche de energía, si sobrevives a ello, y con la estiba que la realidad sacude en el morro, al final terminas madurando, camino de la serenidad, la experiencia y el razonable respeto a ti mismo, a lo que fuiste, eres y acabarás siendo. Ni más ni menos que la vida, en suma. El trámite obligatorio.

Por eso me hace echar la pota el comportamiento y discurso de tanto simple, de tanto cantamañanas y de tanto golfo apandador entrado ya en experiencia y años. Toparte en cada telediario, en cada programa de radio, en cada titular de prensa, con simplezas propias de colegas de bachillerato dichas por pavos con canas en la barba, o por tordas con edad de ser abuelas, lleva a la inevitable conclusión de que, o estamos rodeados de retrasados mentales, o se trata de que los resortes sociales han sido secuestrados por una legión de embusteros y sinvergüenzas. Aunque también puede ocurrir que todo sea lo mismo: con frecuencia, un tonto al que nadie pone límites termina convirtiéndose, por puro hábito del ejercicio, en resabiado y contumaz sinvergüenza. Y más cuando, como ocurre ahora con triste frecuencia –antes sólo ocurría con la política–, es posible hacer de cualquier ideología un rentable medio de vida.

No se trata sólo de España, claro. Lo nuestro es simple contagio. El mundo –el occidental, al menos– apunta por ahí: cantamañanismo como espíritu universal. Eso, con la que está cayendo; aunque tal vez la que está cayendo –y la que va a caer– provenga precisamente de que, cada vez más, los resortes que mueven la vida y la sociedad están en poder de perfectos tontos del haba en el sentido parmenidiano –me parece que era ése– del asunto: redondos, compactos y sin poros. Hasta no hace mucho, teníamos el consuelo de saber que, en el fondo, nadie se creía de verdad lo que circulaba como moda o tendencia; más o menos lo que pasa en Italia con la política. El problema es que ahora ya no es así. Ahora, la gente empieza a creérselo todo en serio. Y a actuar en consecuencia. En la sociedad actual, la línea más corta entre dos puntos es la estupidez. Y la dictadura que, a la larga, nos impone.

Hay un símbolo reciente de todo eso. Pensaba en ello hace un momento, cuando empecé a teclear estas líneas: Pippa Bacca, la artista italiana de treinta y tres años que hace dos meses decidió viajar, vestida de novia y haciendo autostop, por algunos de los lugares más peligrosos del planeta, en nombre de la paz, para demostrar, decía, que «cuando uno confía en los demás recibe sólo cosas buenas». Lo del traje nupcial, ojo al dato, era «metáfora de un matrimonio con la tierra y con la paz, del blanco y del femenino»; y lo del autostop, «ponerse en manos de otros viajeros y fiarse de la gente». Con tales antecedentes, a lo mejor a alguien le sorprende que, a poco de empezar el viaje, Pippa Bacca fuese violada y estrangulada en la frontera entre Turquía y Siria por un fulano con antecedentes penales. A otros, que somos unos cabrones suspicaces y mal pensados, no nos sorprende en absoluto. A los sitios peligrosos se los llama así precisamente porque hay peligro. Y el principal peligro se llama ser humano, sobre todo cuando nos empeñamos en creer que los valores que predicamos en nuestras confortables salitas de estar, discursos políticos y tertulias de la radio y la tele, son los mismos que manejan un talibán cabreado con un Kalashnikov, un africano hambriento con un machete, o cualquier hijo de puta con pocos escrúpulos y ganas de picarle el billete a una señora. Por ejemplo.

Dice el recorte de prensa que tengo sobre la mesa que a esa pobre chica la mató un turco desaprensivo. Pero, en mi opinión, el recorte se columpia. La mató la estupidez. La suya y la de la sociedad occidental, cada vez más idiota y suicida, que la convenció de que el mundo, en el fondo, es un lugar simpático que sólo necesita un traje de novia para convertirse en el bosquecito de Bambi.

Anónimo dijo...

Reverte que se quede en Madrid.

Apolonio dijo...

Nun informe da Consellería de Cultura, publicado en La Voz de Galcia do domingo 22 de xuño de 2008, aparece, entre os 32 asesores que o Departamento de Ánxela Bugallo nomeó para integrar o Consello da Cidade da Cultura, o nome de Cesáreo Sánchez Iglesias, ex director de Edicións A Nosa Terra e actual presidente da AELG (Asociación de Escritores en Lingua Galega).

O ínclito poeta destaca, unha vez máis, por ser parte e arte. E, digo eu: a presidencia do colectivo de escritores debería ser incompatible, por ética, cun compromiso político de asesor.

http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2008/06/22/0003_6927002.htm

Anónimo dijo...

Non se ve polo qué señor Apolíneo.

XDC dijo...

FIn do mundo: PREMER.

XDC dijo...

Aiquíe está a escea evocada no post, coa música da sexta sinfonía "Pastoral" de Beethoven:PREMER.

jacques delapierre dijo...

Sabe Xoan que cando vin a película de neno non sentín o que agora sinto. Será que xa está chegando a barca....

Anónimo dijo...

Típica película setenteira, con esa mensaxe "de volta de todo", cínica e desfacedora de mitos tan típica daqueles anos.
Vaia co Solyet Green... Máis ou menos o que comemos agora, pero ben etiquetado e coas indicacións calóricas pertinentes.

Anónimo dijo...

Ou como din os de McDonalds: "I'm lovin' it"

chesi dijo...

Promentinme non volver para evitar situacións indesexadas pero, coño, aquí estou. Só para aclarar unha cousa (ou dar una visión nova, nnon miña). Con respecto a Pérez-Rverte, hai unha entrada no blog de Antón Castro (antoncastro.blogia) que non ten desperdicio. A entrada é de hoxe ou de onte; creo que é de hoxe. Sen máis, antes de que as balas que silban polo blog de Marcos deánme nas tempas, retírome humildemente ós meus aposentos (para úns guaridas, para outros, imperios).

Párroco de Vedra dijo...

Don Chesi non cumpriu coa penitencia. Está en pecado mortal.

chesius XXI, Papa de Castrelo. dijo...

É certo. Non cumprín. A miña palabra, non ten valor. Pero o párroco de Vedra ben podería perdoar as miñas faltas (son moitas e graves) e porme como penitencia leer as obras completas de Pérez-Reverte, por exemplo. Humuliate capita vestra Deo.Concede, quaesumus, omnipotens Deus: ut, qui protectionis tuae gratiam quaerimus, liberati a malis omnibus (carruaxe usado a mediados do século XX), secura tibi mente serviamus. Per Dominum. Amén. Hala, a joderse.

Anónimo dijo...

"as balas que silban polo blog de Marcos" (Chesi)

Don Chesi, se isto son balas... Isto non pasa de balas de fogueo virtual.

Eu teño corrido algunha "juerga" con Pérez Reverte e é un tipo caralludo. Un pouco bravucón e espadachín, pero un bon tipo. E auténtico como poucos, como algún dos seus personaxes. Non entendo esas cousas que lle achacan moitos, que se é un chulo, que se é un espadón castrense, que se non sabe escribir, que se é un mal novelista, que se é un mercenario da literatura fácil e "resultadista", que sei eu o que din deste gran tipo e escritor mais que digno. A min xa poden imporme as veces que queiran a "penitencia" de ler as suas obras completas, que eu encantado. Un tipo mais listo e mellor novelista do que pensan moitos. Que se non o fose ían pasear con el o outro día por Santillana o Mario e o Marías. Polo carallo. Don Chesi, un día voulle dicir que veña por aquí e vai ver vostede o que é ver voar as balas polo blog de Don Marcos. E eu non me dá vergoña recoñecer que ese día combato do seu lado e baixo a sua bandeira. A min bravucóns pero auténticos. Como o Apicultor, que anda desaparecido. Teralle medo ás balas de fogueo. E vostede, á literatura, que é o seu. Como veña moito por aquí e teña que ler as mamonadas que escribimos algúns, dígolle eu que o seu estilo vai ficar afuracado de todo. Polas balas. Vélese e ao loro.

Zepo dijo...

Así que o Chesi retírase ao seu "cuchitril", pero antes asoma e dispara, sopla no canón do revolver e vaise. Caramba, podería lucirse un pouco mais como pistoleiro, pasear isolente o gambito acariciando a cartucheira, pero nada. Vou ler a súa novela, e desafioo no medio da estarda central da solaina, só.

chesi dijo...

Só recomendei un artigo nun blog, o de Anton Castro, acerca de Pérez Reverte. Non me meto en outras troulas pero estou dacordo co que di o autor do texto do blog en torno a certa pose de Pérez Reverte nos seus artigos do suplemento no que eu podo leelo. Coas novelas de Pérez Reverte non me metín, conste. Poden gustarme máis ou menos pero hai moitísima xente que disfruta con elas. E non quero guerras. Vou fozar no meu "cuchitril". Ata outra.