6 dic. 2007


Animalia
Sobremesa relaxada.
Dous excepcionais documentais na dúas: da BBC e de National Geographic.
O primeiro sobre as paixóns dos elefantes. Os masai din que os elefantes son os únicos animais que posuen alma.
No documental houbo escenas realmente emocionantes. Por exemplo, unha cría de elefante que vai co seu grupo e é "secuestrada" entre as patas por outra familia que se cruza con eles. Despois de moito forcexear as elefantes femia da súa familia xúntanse e arremeten contra o grupo secuestrador ata que logran recuperar a cría: traballo cooperativo, en equipo, e solidariedade familiar. Parecidos comportamentos nos bisontes americanos, algúns de gran crueldade: asediados sempre por lobos e coiotes, soportando as durísimas condicións dos invernos nevados, noutra escena a manda de bisontes expulsa a golpes a unha cría de alce perdida e que se quere refuxiar entre eles e entrégalla malferida, ós pés dos coiotes para ser devorada.
(Collo prestado o título de Animalia, dun libro de Riveiro Coello, para este post e para a etiqueta e futuras achegas).
P.S.: os paquidemos poderían ter conciencia da súa propia imaxe, segundo un estudo de National Geographic (ver Comentarios).

3 comentarios:

marcos valcarcel dijo...

National Geographic: os paquidermos poderían ter conciencia da súa propia imaxe.

Nuevo estudio señala que los elefantes pueden reconocerse en los espejos. Los humanos, los delfines y los grandes primates son los únicos seres que tienen conciencia de su propia imagen. Además, los investigadores reportan que estos animales también cuentan con vidas sociales complejas, y demuestran sentimientos de empatía; preocupación y comprensión por las emociones del otro.

‘‘Parece que hay una correlación entre la habilidad para reconocerse en un espejo y las formas superiores de complejidad social’’, dijo Joshua Plotnik, estudiante de posgrado en psicología, de la Universidad Emory, en Atlanta, Georgia. Para medir la conciencia que los elefantes tienen de su imagen, Plotnik y sus colegas colocaron frente a un espejo a tres elefantes hembras asiáticas. Las tres elefantes evaluaron sus imágenes al inspeccionar la parte posterior del espejo, frotar sus trompas a lo largo de él, o explorar los movimientos de sus trompa para ver si su reflejo hacía lo mismo.

También, la elefante llamada Happy pasó la prueba de la marca; la cual consiste en colocar una X blanca en la frente del elefante que sólo es visible cuando se mira ante el espejo. Happy, en repetidas ocasiones, tocó con su trompa dicha marca. Los científicos dicen que esta reacción es una sólida evidencia de reconocimiento de su propia imagen. ‘‘Es muy posible que las otras dos elefantes fallaran el examen de la marca debido a problemas con la marca misma; quizá no les importó o no les interesó’’, comentó Plotnik. ‘‘Lo que nos parece más importante es que una de ellas sí pasó la prueba. Eso demuestra que los elefantes tienen la capacidad de esa forma particular de autoconciencia’’, agregó.

Plotnik y sus colegas publicaron los estudios en la edición en línea de la revista estadounidense Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS, por sus siglas en inglés), en el número del 30 de Octubre.

Espejo gigante

Plotnik y sus colegas señalaron que las elefantes fallaron en un examen previo de reconocimiento en el espejo, pero agregaron que en esa prueba se utilizó un espejo relativamente pequeño, el cual no estaba al alcance de los animales.

Para el nuevo estudio, Plotnik y sus colegas colocaron un espejo de 2.5 por 2.5 metros dentro del espacio de los elefantes en el zoológico de Bronx, en Nueva York. Las tres elefantes fueron sometidas a una serie de pruebas de reconocimiento.

En la prueba de la marca, los investigadores dibujaron en cada elefante una X blanca en una mejilla y una X invisible en la otra. La única forma de que las elefantes observaran las marcas era mirándose en el espejo. ‘‘Si le importara sentir la marca, hubiera tocado cualquiera de las dos. Cuando Happy fue al espejo, tocó en repetidas ocasiones la marca visible y nunca tocó la marca falsa, invisible’’, dijo Plotnik. Los científicos señalaron que aunque las otras dos elefantes fallaron la prueba de la marca, menos de la mitad de los chimpancés, que se han sometido a la prueba, han logrado superarla. Además, las elefantes constantemente se echan tierra encima del cuerpo por lo que la marca pudo haber sido intrascendente para ellas. ‘‘Lo más importante es que las tres hembras mostraron comportamientos de iniciativa propia; comportamientos identificados, como el de reconocimiento ante un espejo’’.

Moti Nissani, profesor del departamento de estudios interdisciplinarios en la Universidad de Wayne State en Detroit, Michigan, encontró, en un experimento sin publicar similar al que divulgó Plotnik en la revista PNAS, que los elefantes fallaron la prueba de la marca, por lo que cuestiona la veracidad de los nuevos descubrimientos. Señala que Happy podría haber estado explorando la marca extraña en su cabeza sin realizar una conexión entre la imagen del espejo y su cuerpo. ‘‘Es necesario más trabajo con más elefantes, aproximaciones diferentes y diseños alternativos antes de que se pueda concluir que algunos elefantes son capaces de comportamientos autoconscientes ante un espejo’’, comentó Nissani en un correo electrónico.

Autoconocimiento

Nissani agregó que los resultados del nuevo estudio: ‘‘todavía nos dejan sin entender su significado’’. Según Plotnik, el reconocimiento ante un espejo es un rasgo que sólo poseen los animales que llevan vidas sociales muy complejas, y requiere un sentido de conocimiento de uno mismo y algunas emociones como la empatía. ‘‘El reconocimiento de uno mismo permite ‘separarte del cuadro’ y verte como algo externo a los demás’’, explicó.

Plotnik y sus colegas agregaron que las pruebas del estudio sugieren que el autoconocimiento ha evolucionado independientemente en elefantes, delfines, humanos y grandes primates, como orangutanes, gorilas y chimpancés. El artículo de PNAS concluye con que el reconocimiento de uno mismo en el espejo podría ‘‘subyacer en la complejidad social y las tendencias altruistas compartidas entre estos animales con cerebros más grandes’’.

Leído en National Geographic en Español

Marchulenis dijo...

E logo non van ter alma! Se 'alma' é ANIMA en latín, étimo do que provén a palabra animal, pois xa está.

Canto á 'alma' do catolicismo, iso xa é fariña doutra saca. Como non son desa parroquia, non lles sei dicir.

Xohan da Coba dijo...

Os galos pelexan hasta o agotamento cotra a súa imaxe no espello.

Os espellos intercambian dereita-esquerda,pero non cambian o arriba-abaixo. Exemplo: A miña orella esquerda é a dereita do reflexo.Pero o meu beizo superior tamén é o superior do outro. Cómo é posible?

(Como son tipos listos, darán coa explicación,fácilmente).