15 nov. 2008


Cambalache
MANUEL RIVAS, El País 15/11/2008

Cuando era un ángel de la guardia y director general de la Benemérita, Luis Roldán no consiguió nunca ser entrevistado a fondo y en prime time en televisión. Ése era su verdadero anhelo. Lo intentó por todos los medios, pero sólo obtuvo displicencia. Un día tuvo una revelación. Se le apareció en sueños Alfred Hitchcock y le dijo: "Escucha, Rol, muchacho. Cuanto más elaborado sea el malo, mejor será la película". Desde entonces, se aplicó a la tarea, desarrolló lo mejor que supo lo peor de sí mismo, derrochó talento para hacer bien el mal, se sacrificó incluso en penosas orgías y desagradables dispendios, hasta conseguir, no sin alguna incomprensión en este país de la envidia, una meritoria condena de 31 años de prisión por delitos propios de una encomiable voluntad de estilo, como malversación, cohecho, fraude y estafa. Y todo por conseguir una entrevista en hora de máxima audiencia. El guión de Luis Roldán no se entiende de otra forma. Con todos los matices y diferencias pertinentes, ése es también el caso de otros esteticistas como Mario Conde o Julián Muñoz. Por fin empiezan a ser comprendidos. (...)

26 comentarios:

Etxe dijo...

¿Lembran ao seu cuñado, cando nos falou da corrupción política -xunto con Paco García BNG e o Aurelio do PP- alá na sala Sargadelos, nun dos primeiros actos do Clube Alex. Bóveda?
¿E como dicía el que o Roldán comprara nonseicantos Nisan Patrol pra toda a garda civil de España e depois de pechado o trato, dicía il, lle pediran unha lista de dez persoas amigas aos que a Nisan lle fixo chegar logo un outro Patrol de REgalo e qeu el mesmo fora beneficiario dun deles?
¿E lembran como dicía qeu iso non ser podía chamar corrupción porque fora só un regalo a posteriori sen "trato" polo medio?
Moito me rin ao mes seguinte cando salto o escándalo todo e el calou e desapareceu do medio.
Aqueles días loucos nos qeu o halicótero andaba zoando por riba do parque encordiando a Blanca e a todos os que tomabamos cervexas no Parque. Ten razón o Rivas cando fala de "orxias lamentables". Podía escoller mellor. Cando menos.

Anónimo dijo...

Roldán foi un pequeno espectáculo no magma da corrupción do Psoe daquelas.
Supoño que aprenderían moito, a disumular.
Sería profiláctica unha investigación exhaustiva do cargos na administración do Psoe e do BNG.
Pensan vostedes que non hai quen meteu arteramente a man no cazo!

A corrupción e a política van por camiños colindantes, en certos momentos ata se pode considerar natural o cruce, como indica ese cuñado que atopaba natural os regalos.

Eu non me fio, esa é a verdade
nin do Pp nin do Psoe nin do BNG.

Anónimo dijo...

Lapsus ou mal milk?

Así pon ANT:

Agora, ao cumprise o 90 aniversario da I Asemblea celebrada polas Irmandades da Fala o 17 e o 18 de novembro do 1918, a fundación presidida por Xosé Manuel Bieras publica unha edición facsímile do manifesto alí aprobado e que se considera polos especialistas a acta do nacemento do nacionalismo galego.


Decátense no de Bieiras: lapus ou mal milk?

A zanfonista dijo...

Un blog ben interesante. Vusitareino máis veces.

Anónimo dijo...

Quen debe saber bastante daquelas feiras é o lobo neghro, que conte, que conte, que seica eran enredos da dereita de toda a vida e dalgúns resentidos da esquerda, que vituperaban sen saber tentando facer dano coa insidia, a calumnia e a difamación, e sobre todo, a envexa. Hai Deus! Tempos aqueles de inxenua impunidade!
Tempos éstes de desexada impunidade, de amigos novos, de coches novos, de prepotencia nova. O psocialismo ourensano e o lastre da eterna ineptitude, é certo, non todos, pero como estilan tantos amigos novos de ocasión, e na aldea coñecémonos todos?
Poría un alcume, pero non dou

lobo neghro dijo...

Anónimo das 06:08 ; eu a vd., ben, ben, ben de todo non o entendo, sabe?. Eso de "enredos da dereita de toda a vida e dalgúns resentidos da esquerda...", non percebo. SE mo aclara....

O que sí lembro é a insidia con que ese advogado que coñecín de cerca, atacou a corrupción municipal socialista; especializárase en "Balbino".

Non sei como se lle chama a este sídrome. Eu personalmente chámolle o "síndrome de Torquemada", púxenlle eu o nome. Consiste en atacar a aquelo que un máis é para tapalo. Torquemada fora xudió e ensañouse con eles. Acaban de decirme unhes cubanos que os peores chivatos do réximen son os antigos contrarevolucionarios que aghora están con un nivel de entreguismo abyecto...eso de machacar nos demáis o que un máis ten na casa.

Pois sí, ese advogado era especialista en corrupción dos outros. Para despistar.

Tamén tiña a autoestima baixa. O príncipe xitano, Aghustín Vegha, laminárao oratoriamente. E manifestara unha notoria necesidade de destacar. Probe. Seres humanos. Tristes chimpancés.

lobo neghro dijo...

Eu daría algo por saber canto se mamou no tema de Flager en Ourense.

Ollo, hai unhes especialistas que son os que cobran para o partido. Todo moi aséptico, moi profesional. Pero sempre se queda algo "nas uñas", como dín no meu pueblo, no meu pueblo onde acontece caxeque todo. Non poño a mau no lume nin por o PakiTo, nin por a Aurita, nin por o Tito. Por niguén.
De feito as primeiras declaracións que fan,( está recollido na prensa) sempre é que co novo cometido ghanan menos. Agás cando o Paquito non tivo os santos guëvos de rebaixarse o dispendioso e vergonzoso soldo do Cabezas. Desculpouse decindo que el nunca ía ter negocios, nin outro oficio e que eso era o único ingreso que ía ter. SEghuro?. Imposible. Imposible.
Sospeitoso. "Excusatio non petita, acusatio manifesta".
Pero é todo unha abstracción literaria, e ben seghuro que a realidade supera a ficción.

Souben dunha ocasión en que antes que o profesional recollera o "maletín", un intelixente con listeza pulida por a fame. Un príncipe xitano o recolleu antes. O maletín era pequeno, 120,000 euros de hai 18 anos. As coiteladas posteriores "periodismo de investigación turúrú", viñeron por detalles deste tipo.

Anónimo quen ven sendo vostede? que nos asociamos e faghemos enseguida unha federación para chimpalos. Home va.

Anónimo dijo...

Agradeceríalle que se pasara por algunha Delegación Provincial disfrazado de paisano do común e, se quer facendo un pouco o parvo, e penso que en menos de unha hora verá o cambio que se apalpa na Administración Autonómica, verá qué novos brios salvaxes invaden o máis normalciño sentido común. Verá consolidada a inoperancia con gafas de interés, a ineptitude abafando por onde pasa con coches novos e berridos singulares. Verá tamén nos mesmos despachos da época anterior sentados a elementos que xa parecen parte do paisaxe, con cheiro pretérito, pero con asignación de funcións de mando novas con vellos resultados. Todo moi guai. Psocialismo de alquiler con persoeiros moi perigosos, son capaces de matar para que ninguén descubra as súas carencias... básicamente intelectuales. Aqueles que estaban antes básicamente eran zánganos, agora, os mesmos, pero afíns seica de toda a vida, aparte de zánganos, túzaros. Vaia, vaia, faga o favor, que vostede é un histórico e pode camuflarse perfectamente, e conte dempois, por favor, non se esquecia...

lobo neghro dijo...

Anónimo último.
É posible que non se poda esperar máis deste sistema. Xa deu todo de sí. Estamos nos albores de algo novo. Fíxese na crise, que non se recoñecía hai un ano, que caríz está a coller.

Vostede non víu caer bancos?. Esborrállanse como as torres xemelgas.
E países enteiros como Islandia. Lembre o magnífico panexírico do suplemento de El País hai menos de un ano. Parece que o país enteiro (trescentos mil habitantes) o ten que comprar ou Rusia ou China. Pagar as dévedas.
E se os estados tradicionais tiveran que recomporse ó albur de quen lle debe a quen?.

Estos da administración non lle son ninguén. Non perda o tempo con eles.Van sufrir o impacto como calquera.

Eu pénsolle que a ghuerra de Irake que sepultou ó "Arnaz", non lle é nada comparado con esto. "Esto", non hai quen o controle. E vai sepultar os que ghobernan, anque non o merezan.
U-la alternativa?. Non somos quen de vela, porque nos pertenecemos ó antigo sistema.

Personalmente escollín o camiño espiritual de autoperfeccionamento cuasi-budista.

Ubrigado, compañeiro.

ARUME DOS PIÑEIROS dijo...

Pode costar tanto facer cúpulas?

apicultor dijo...

Todo depende da contabilidade creativa.

Esa que non sei facer eu e, por iso, teño que pagar unha multa de 400 euros por unha pijada ao Ministerio de Hacienda (m.c.n.n.q,o.p.).

ARUME DOS PIÑEIROS dijo...

Se hai por aquí pintores, canto lle botan así a ollo en pintura? Suponse que o andamio pono a ONU e mailos plásticos para non pingar. Digo eu. 8 millóns limpos para o pavo, pero dalí ata 20 en que os gastaron?

lobo neghro dijo...

Dous millós foi para o da idea. Houvo un tipo que lle trouxo a idea a Zapatero, e cobrou dous millós. Supoño que a idea viña empaquetada. Como empaquetadas viñan as hipotecas que os yanquis lle venderon a toda a humanidade.

Para que esa idea funcionase tiveron que mamar moitos. Estaba definido no paquete quenes. Comisións, comisións, comisións. Meterían ó partido digho eu; galeristas, políticos, moita xentiña de deus.

Hai tempo que dera eu en pensar que a "comisión" que a finais dos oitenta comenzamos algúns a asumir como inevitable, era un lubricante neste sistema. Se non se fai, grípase. E se se gripa un motor que lle acontece ó carro?.

A arte de finais do milenio pasará a história como ligada a especulación.

Barceló paréceme boísimo. Foi anarquista e ecoloxista, sexa, un lobo.
Entrou no tinglado. Houbo un tempo no que pasou necesidade, finais dos setenta, principios dos oitenta. Foi Mariscal quen lle dixo como había que actuar. Deséxolle éxito, pero xa o ten dabondo. Os reises tamén teñen cara de ter mamado.

Anónimo dijo...

Ken Pensades dixo:

Barceló, Arume, é unha maquiniña de facer diñeiro, viven moitos do fenómeno mercadotécnico Barceló. É logo hai quen se pregunta que é iso das industrias virtuais!
O espectáculo dicía Guy Debord, instálase no centro da sociedade, da arte e da mesma economía.

Anónimo dijo...

Ken Pensades, dixo:

Barceló é toda unha industria, son moitos os que viven do fenómeno económico Barceló.
Dicía Guy Debord que o espectáculo ao situarse no centro da sociedade, inseríase no núcleo da arte e da mesma economía.

lobo neghro dijo...

Teatro, teatro, teatro..

Aghora dáseme por ver teatro en todas partes.

Sempre o houvo.

Quen dixo que estaba en crise?. Que levante o dedo.

ARUME DOS PIÑEIROS dijo...

Estiven en Berlín o sábado visitando o Memorial do Holocausto de Peter Eisenmann (si, o mesmo). Non sei canto cobraría, pero abofé que impresiona: conmove dun modo incrible.

marcel swann dijo...

Sobre o tema da crise, pego aquí este artigo de Josep Ramoneda publicado en El País.

Que lles parece o que di o artigo?

La cultura de la crisis
JOSEP RAMONEDA 15/11/2008

Hemos llegado aquí porque la globalización abolió los límites éticos y culturales. El mismo Estados Unidos proclamó que todo le estaba permitido, legalizó la tortura y dio barra libre a la insaciable quimera del oro
Decía Fernand Braudel que el capitalismo, "privilegio de unos pocos", "es impensable sin la complicidad de la sociedad". Y añadía: "De algún modo la sociedad entera debe aceptar sus valores". Si la actual crisis tiene algo de quiebra moral de las élites capitalistas es porque han llevado los valores del capitalismo a unos límites en que es casi imposible que sean aceptados. La historia viene de lejos. Empieza en la transición liberal que abrieron las revoluciones del 68. Aquel momento fue el inicio del proceso de desmontaje de unos sistemas sociales muy comunitaristas, montados sobre un orden rígido y unas sociedades jerarquizadas, con fuerte carga ideológica, en que cada ciudadano tenía un puesto asignado casi de por vida. La crisis actual es, en cierto modo, el estallido final de un proceso de individualización que acabó por quebrar las bases del mínimo consenso social necesario. La revolución conservadora promovida desde la Administración Bush fue el último intento de controlar este proceso. La explosiva mezcla de simplismo liberal en lo económico y rigidez conservadora en lo moral y cultural sólo sirvió para acelerar el estallido.

Domina el lenguaje del 'management'. Ahora todo se gestiona: parejas, hijos, amores, odios...

El discurso del liderazgo es la justificación de los elevados ingresos de los altos ejecutivos

En el mundo soviético, la transición liberal empezó a finales de los ochenta, con la caída del muro de Berlín. Una sociedad civil arrasada por el totalitarismo fue pasto de la delincuencia económica y de las ideologías de lo identitario, ya fuera religioso o étnico. La globalización juntó los dos procesos que ahora viven una crisis que debería cambiar profundamente las pautas socioculturales.

2. La actual crisis económica es la primera en el marco de la globalización. Nuevo marco, nueva cultura. El proyecto moderno se deshizo en la fragmentación posmoderna. Fue una reacción al agotamiento de los grandes relatos que habían armado la modernidad, que condujo inevitablemente al relativismo y a la pérdida de jerarquía. El horizonte emancipatorio desapareció paulatinamente de la cultura. El futuro se desdibujó y el pasado se puso al servicio de la diversidad cultural, como fundamento de las apuestas endogámicas de corte étnico que crecieron bajo el amparo del discurso multiculturalista. La cultura fue a menudo factor de segregación y de separación. Empujados por la globalización entramos en la era del presente continuo. Las nuevas tecnologías han provocado una contracción del espacio -el mundo es más pequeño- y una aceleración del tiempo. El dinero, las mercancías y las ideas van de una punta a otra del planeta con rapidez y a bajo coste. Probablemente sin Internet esta crisis no sería la misma. El dinero se ha convertido en un mensaje en e-mail.

3. Los discursos sobre la insostenibilidad del planeta y sobre el calentamiento global, con no poca parafernalia ideológica de acompañamiento, han contribuido a dibujar un horizonte sórdido y oscuro. En este mundo sin futuro impera el principio del rendimiento rápido. No hay proyecto, sólo resultado. Es el principio cultural de las empresas de capital riesgo, dispuestas a sacar todo el jugo posible de un negocio en el menor tiempo aun a riesgo de agotarlo para siempre. Pero también es el principio cultural del consumismo, en que la pulsión por comprar no se detiene nunca: el deseo de un nuevo producto impide el goce del producto recién conseguido, dentro de una serie interminable de frustraciones. Y es el principio cultural que rige las conductas de empresarios y gobernantes, bajo el signo de la competitividad. Siempre más: la insaciabilidad como modo de estar en el mundo.

4. En este contexto, el principio moral que rige es que "todo es posible". La idea de límite ha desaparecido del horizonte mental de los que hoy tienen más capacidad normativa: la gente del dinero, empresarios, ejecutivos y financieros. Pero todo sistema tiene un límite. El capitalismo financiero también. Y cuando se rebasa el límite, saltan los fusibles, y si se tarda en reponerlos empieza un proceso de autodestrucción. Todo sistema tiene su punto catastrófico. A este punto hemos llegado, por la incapacidad de entender que no todo es posible. Por supuesto hay cierto discurso naturalista que tratará de convencernos de que alcanzar la catástrofe es inevitable. Y que el mundo funciona por el sistema de ciclos de destrucción y construcción. Los que proclaman las virtudes de las sociedades meritocráticas, aunque a menudo confundan la habilidad para moverse en las fronteras de lo ilegal con el mérito; los que denuncian permanentemente la incompetencia de los que trabajan, bajo el eufemismo de la competitividad; los que ven por todas partes intromisiones de la política, hasta que la necesitan y apelan a su ayuda; éstos nunca se sienten concernidos por responsabilidad alguna. Cuando las cosas van mal, el problema es sistémico, como si de una catástrofe natural se tratara.

5. Lo diré con una expresión del filósofo francés Bernard Stiegler: estamos ante la prueba de "la modernización sin modernidad". Podría parecer que esta expresión está dedicada a China. También Occidente ha abandonado, a su manera, los presupuestos de la modernidad. La época del capitalismo financiero es una modernización sin los límites de la cultura moderna: la dignidad del ciudadano y la primacía de cierto interés general. Marx se quedó corto: la potencia revolucionaria de la burguesía está acabando con todo, incluso con la propia cultura burguesa. La mercantilización general de la sociedad -en que todo, desde los sentimientos y las pasiones hasta las mercancías es susceptible de ser producido y vendido- ha acabado con el proyecto moderno.

La revolución conservadora americana, en sus dos fases: la reaganiana y la bushiana han configurado una cultura en que las sociedades no existen, sólo existen los individuos (fase thatcheriana-reaganiana), y las libertades y los derechos son sustituidos por la creencia, por los mitos nacionales y por la seguridad convertida en supremo horizonte ideológico (fase bushiana). La lucha a muerte por el mercado de las almas, en un mundo globalizado en que las religiones clásicas han perdido los monopolios territoriales y el dinero es la medida de todas las cosas, es una de las grandes novedades de la globalización. La cultura de la crisis es la del individualismo salvaje, en que la competencia a muerte es la única regla, con la religión como consuelo y el miedo como instrumento paralizador. La política y la libertad han sido despedidas, camino del totalitarismo de la indiferencia.

6. La capacidad normativa que el poder económico ejerce se constata con la universalización del lenguaje del management. De un tiempo a esta parte, todo se gestiona: se gestionan las personas, se gestionan las parejas, se gestionan los hijos, se gestionan los conflictos personales, se gestionan los amores y los odios. Es decir, todo es simplificable y todo es manipulable. La negación de la complejidad de la economía del deseo conduce a convertir cada acción humana en algo cuantificable en términos monetarios. El hombre "como empresario de su propia vida", como dice Michela Marzano. Las librerías están llenas de manuales que a partir de los criterios de gestión económica pretenden enseñarnos a gobernar nuestras vidas.

El héroe de este momento es el líder. El discurso del liderazgo ocupa a las escuelas de negocios y a los ideólogos de la competitividad y del mercado. El líder es el que está más capacitado para sacar rendimiento de las personas en beneficio propio. Su riesgo casi siempre es limitado: no juega con recursos propios sino con recursos de los demás. Y acostumbra a estar protegido por la red de los bonos y las indemnizaciones. El discurso del liderazgo es la pseudoideología necesaria para justificar la disparatada cotización de los altos ejecutivos.

7. Pero, como he dicho antes, la esencia de la cultura de la crisis es la desaparición de la idea de límites. En agosto de 2002, el Gobierno de Estados Unidos dio el visto bueno a un memorándum que legitimaba determinadas formas de tortura. Es decir, rompía el tabú de la degradación del adversario. Bajo el mandato de George Bush la Administración norteamericana dio carta de naturaleza legal a la tortura. Es decir, transmitió al mundo la idea de que todo estaba permitido. Si un Gobierno puede someter a un enemigo a la más terrible de las pruebas físicas y morales, ¿cuáles son los límites de lo posible en la sociedad? Ninguno. Hay vía libre para saltarse todas las barreras éticas y culturales. ¿Qué tiene de extraño, en estas circunstancias, que los que viven la quimera insaciable del oro entiendan que todo está permitido y que no hay reglas ni principios ante la tentación del dinero?

ARUME DOS PIÑEIROS dijo...

Una síntesis apretadísima da crise, que convén desenrolar nun obrigado libro. Así exposto corre o risco de confusión e de apocalipse. Interesantes son, sen embargo, as suxerencias tomadas singularmente. Todas apiñadas, non obstante, deparan un panorama demasiado abigarrado para as miñas entendederas.

xdc dijo...

O alto executivo, cós seus ingresos millonarios, que cree totalmente xustificados en base á sua condición de superxestor ,é o reflexo perfecto do alto artista que cobra millós de euros, que tamén cree xuxtificados en base a sua condición de supercreativo.
Os dous petenecen á mesma caste de "super-Jetas".
E son jaleados, cada un por seu coletivo de memos.

Anónimo dijo...

Ken pensades, dixo:

O memorial ten un obxectivo, de feito ten unha prospectiva interpretativa nídia, é u monumento.
En cambio o de Barceló é un tributo a arte pola arte.
A arte que é arte porque se presenta como arte institucionalmente.

A cidade da cultura nace dunhas pretencións desmesuradas de ser sen saber para qué, por tanto pouco real e menos racional. Unha monumental carcasa para o vacio que reune o ser e o desexo de futuro do país.

Galicia precisa urxentemente dunha contracultura, antes de que toda ela morra de exito institucionalizado.

medela dijo...

Boa tarde, señor Swann: Pensei que a súa ausencia era debida tamén á crise. E non ten a máis mínima importancia o que eu diga, evidentemente, mais celebro que estea Vde. máis outra vez connosco.

medela para swann dijo...

E podía, Swann, opinar algunha cousa en vez de copiar e colar artigos de El País?
Mi madriña, El País...
Se aínda fose "El Pan de los Pobres"!
El País...

medela encarnizado contra swann dijo...

Ouviu, Swann: Encontreino ben de menos, a Vde. e máis á senhorita Doninha e a don Leituga One. Berrei por vostedes tres máis dunha vez, aquí, no medio e medio do Kalahari, tamén da estepa mongola.
E preséntase Vde. co "País" de debaixo do brazo.
E como se contrato os Beatles para tocar na comuñón da miña filla e arrancan co submarino marelo.
Home vai...

XDC dijo...

Joer, Mesié Medela. Polo menos o artigo colado por o Swann ten "chicha". EU xa o copiéi no pendrive, pra analizalo con calma o fin de semana. Eu agradézolle, persoalmente, que o fixera, pois poidérame pasar desapercibido entre tanto artigo mediano sobre o mesmo tema.
Falo a nivel persoal.

medela fabricante de gasosas dijo...

Non!
É brincadeira!
E que estou contento polo regreso espectral de Marcel Swann.
É o regreso, tamén, aos vellos tempos do blog.
Saúdos, Dacoba.