31 oct. 2007

en poleiro alleo: sentencia 11-M

Abro este fío polo interese do artigo seleccionado, "Teoría da conspiración", de Miguel Anxo Fernán Vello, e tamén para ubicar aquí o debate e posibles consideracións arredor da sentencia do 11-M (cando escribo aínda non consultei as novas ó respecto).

17 comentarios:

marcel swann dijo...

Os do "El Inmundo" volveron cambiar os titulares. Agora son dous, un deles con aspas ("comiñas" en galego RAG-a-gá).

1. Absuelto 'El Egipcio', supuesto autor intelectual de los atentados del 11-M
2. 'Ninguna prueba' avala la tesis de ETA.

arume dos piñeiros dijo...

De todas maneiras, e en honor á verdade, non é o mesmo El Mundo dixital có analóxico. A "teoría da conspiración" foi sutilmente desprazada cara o xornal de papel.

marcel swann dijo...

Ou sexa, que xa contan con que o lector en papel se crea as súas bólas, mentres que os que len o dixital non acreditarán...

arume dos piñeiros dijo...

Acabo de ler unha parte da sentencia que me interesaba coñecer: a da absolución do Exitano, porque ese vai ser o cerne da discusión ao non condenaren a ninguén como autor intelectual da matanza.

O párrafo final é moi claro:

La investigación de las autoridades italianas ha sido encomiable y han permitido probar sin duda alguna la pertenenencia del procesado a las células terroristas de tipo yihadistas, en las que realizaba, entre otras, una fuerte labor de proselitismo y captación. Sin embargo, respecto a los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004, no aportan, con la certeza exigida por el derecho penal, prueba de la intervención como autor o partícipe del acusado. Los escasos datos que hay son ambiguos y equívocos y, a lo sumo, acreditan que tenía información general sobre la posible producción de los atentados, no que los ordenara, coordinara o dirigiera, por lo que procede la absolución de Rabei Osman EL SAYED AHMED por los delitos de homicido terrorista, estragos y conexos.

E por outro lado, parece que o tribunal decidiu que por pertencia á banda armada o tal Osman Rabei xa fora xulgado en Italia en 2006.

El delito de pertenencia a banda armada, organización o grupo terrorista es un delito permanente, existiendo identidad objetiva y subjetiva entre la presente causa y aquella por la que ha sido condenado el procesado en Italia, por lo que debe operar la prohibición de ser juzgado dos veces por el mismo hecho.

Xosé M. González dijo...

É posible que a partir de agora teñamos algún descanso co do 11-M; dubido que o PP force a máquina. É posible que as familias teñan tamén algún descanso, sexa cal sexa a valoración ou efecto da sentenza.

Supoño que remata un produto mediático. Segue aí, con todo, un complexo conflitivo de grandes proporcións: as relacións Oriente-Occidente, co correspondente efecto político e social sobre unha parte máis débil, o mundo islámico. Pasada a grande emoción da crónica, esgotado o filón nas súas partes máis rendibles, sería bo que alguén recuperase -vía debate ou artigo de fondo- a cuestión máis relevante se un quere chegar a algo máis ca a gañar eleccións, vender periódicos e conseguir audiencia.

Xaime dijo...

Eu penso que a sentencia, que deixa pechados demasiados circulos, dará pé no sucesivo, nos mesmos medios que sostiñan a conspiración, as refutacións, a presentacións de probas que estiveron a disposición das partes e que polo que sexa non se uniron o procedemento e non se levaron o plenario, non deixarán, por tanto, que esto remate.
A lectura da sentencia, convence a quen se deixa convencer, pero non así os que dende o principio dubidaron da instrucción.
Quizabes o PP se quede quieto, xa que neste momento existen outros puntos de desgaste no Goberno ZP que lles compensa moito maís facer sobresair, e sabe que co de Catalunya e o IPC, poden facer decantar o resultado o seu favor.

apicultor dijo...

A instrumentalización política que fixeron das vítimas e do atentado, tanto o PP como "El Mundo" e a COPE, é un dos espectáculos máis infames dos últimos trinta anos. Ver e oír as últimas declaracións de Zaplana, co seu habitual cinismo, dan gañas de trousar.

Xosé M. González dijo...

De calquera maneira, se remexer no asunto dá negocio sempre ha ser -intúo e espero- de efecto limitado. Coma un Gran Hermano de cuarta ou quinta tempada, ou así.

marcel swann dijo...

A instrumentalización tamén a fixo, pra domo súa, o PSOE. Güstenos ou non.

apicultor dijo...

Se vostede o di, Swann.

Xoan da Coba dijo...

Aclararáse (polo menos algo) dentro de poucos meses.

apicultor dijo...

Di hoxe El Mundo:

PALOMA DÍAZ SOTERO
MADRID.- El tribunal del 11-M, presidido por Javier Gómez Bermúdez e integrado, además, por los magistrados Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás, ha pasado de puntillas por los aspectos más farragosos que asomaron en los cuatro meses y medio de juicio. Salvo lo que concierne a los acusados, la sentencia deja sin respuesta algunas cuestiones cruciales.

Sen comentarios!

marcos valcarcel dijo...

EL MUNDO a estudo nas Facultades de Xornalismo: hoxe case había que mercar EL MUNDO (por unha vez...) e gardalo como peza antolóxica. Todo o que publica sobre a sentencia, empezando polo alucinante titular da portada ("Absueltos....!!!"), é digno de estudo nas Facultades de Xornalismo. Se non existe xa, deberían poñer nelas a materia de Técnicas Avanzadas de Manipulación. Primeira Unidade Didáctica: El Mundo 1-XI-2007.

apicultor dijo...

Zaplana ou o exercicio do cinismo político elevado ao cubo.


El portavoz del Partido Popular se mostró satisfecho con el fallo judicial sobre los atentados del 11-M y, aunque consideró que "el tribunal ha esclarecido y acreditado algunas cuestiones", "la sentencia nos dice que no está todo tan claro".

Zaplana explicó que "el acatamiento de la sentencia es perfectamente compatible con la esperanza de que algún día podamos esclarecer otros aspectos relacionados con el atentado". Si bien el portavoz del PP no definió los "aspectos" a los que se refiere, insistió en que "hay cuestiones que el tribunal no ha sido capaz de acreditar".

Sobre la intención del PP de seguir investigando, Zaplana aseguró que "se dan por hecho cosas que habrá que determinar". "La Fiscalía pidió unas condenas muy elevadas para unos autores intelectuales o inductores y el tribunal no ha considerado probada la acusación de la Fiscalía, a pesar de que Zapatero había dicho que estaba todo muy claro". "Algunas posiciones han quedado desacreditadas", añadió.

apicultor dijo...

Definitivamente, entre eses tipos (Aznar, Acebes, Zaplana, Rajoy, Pedro Jota, Aguirre, Astarloa, Mayor Oreja, Pujalde, ...) e eu hai algo persoal.


ALGO PERSONAL

(Serrat)

Probablemente en su pueblo se les recordará
como cachorros de buenas personas,
que hurtaban flores para regalar a su mamá
y daban de comer a las palomas.

Probablemente que todo eso debe ser verdad,
aunque es más turbio cómo y de qué manera
llegaron esos individuos a ser lo que son
ni a quién sirven cuando alzan las banderas.

Hombres de paja que usan la colonia y el honor
para ocultar oscuras intenciones:
tienen doble vida, son sicarios del mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Rodeados de protocolo, comitiva y seguridad,
viajan de incógnito en autos blindados
a sembrar calumnias, a mentir con naturalidad,
a colgar en las escuelas su retrato.

Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
espías, listas negras y arsenales;
resulta bochornoso verles fanfarronear
a ver quién es el que la tiene más grande.

Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
juegan con cosas que no tienen repuesto
y la culpa es del otro si algo les sale mal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y como quien en la cosa, nada tiene que perder.
Pulsan la alarma y rompen las promesas
y en nombre de quien no tienen el gusto de conocer
nos ponen la pistola en la cabeza.

Se agarran de los pelos, pero para no ensuciar
van a cagar a casa de otra gente
y experimentan nuevos métodos de masacrar,
sofisticados y a la vez convincentes.

No conocen ni a su padre cuando pierden el control,
ni recuerdan que en el mundo hay niños.
Nos niegan a todos el pan y la sal.
Entre esos tipos y yo hay algo personal.

Pero, eso sí, los sicarios no pierden ocasión
de declarar públicamente su empeño
en propiciar un diálogo de franca distensión
que les permita hallar un marco previo

que garantice unas premisas mínimas
que faciliten crear los resortes
que impulsen un punto de partida sólido y capaz
de este a oeste y de sur a norte,

donde establecer las bases de un tratado de amistad
que contribuya a poner los cimientos
de una plataforma donde edificar
un hermoso futuro de amor y paz.

Anónimo dijo...

11-M: caso cerrado
La mentira, condenada

El tribunal culpa del 11-M a una célula islamista y deshace la teoría conspirativa

PABLO ORDAZ - Madrid - 01/11/2007

De tanto tratar con ella, se terminó haciendo familiar. Llegaba todas las mañanas al juicio bien temprano, después de haber escuchado religiosamente cierta emisora de radio, leído cierto periódico, tomado café con ciertos políticos, con ciertos abogados.

De tanto tratar con ella, se terminó haciendo familiar. Llegaba todas las mañanas al juicio bien temprano, después de haber escuchado religiosamente cierta emisora de radio, leído cierto periódico, tomado café con ciertos políticos, con ciertos abogados. Durante 57 sesiones se sentó en la misma silla de madera, muy cerca de las madres de los muertos, a las que dirigía de vez en cuando un mohín de desprecio, y también muy cerca de los acusados, con los que llegó a pactar ciertas entrevistas, ciertos bulos, mucha confusión. Se lo pasó bien; bien sabe Dios que, durante cuatro meses y medio, la mentira se lo pasó bien, tuvo su público. ¿Te acuerdas de aquel día en que con la complicidad del abogado Abascal intentó trucar el sumario para meter la fotografía de un temporizador de ETA?

¿Y aquel otro que con la ayuda inestimable de Díaz de Mera se inventó un informe que nunca existió? ¿Y aquella tarde que un letrado de la AVT llamó señor a un etarra asesino de niños? No te olvides de lo bien que se lo pasó sesión tras sesión poniendo de vuelta y media a la fiscal Olga Sánchez, riéndose de los policías, tratando de delincuentes a los guardias civiles. O cuando hizo correr la especie de que los suicidas de Leganés no se suicidaron, que alguien los había asesinado, congelado y colocado allí para cargarles la matanza. Lo que más gracia le hacía a la mentira era, una vez sembrado el desconcierto, programar una cuña de radio -cierta cuña de radio en cierta emisora de radio- en la que un locutor de voz tenebrosa decía: "11 de marzo. Queremos saber la verdad".

Ayer, tal vez por inercia, tal vez porque las mentiras bien alimentadas sueñan con convertirse en verdad, regresó tan ufana al juicio, a la sesión número 58, a la lectura de la sentencia, a su silla de madera. No le pasó inadvertido el bullicio propio de los días grandes. Frente al edificio, 600 periodistas españoles y extranjeros, platós de televisión, la CNN y Al Yazira en directo. Dentro, al nerviosismo lógico del momento se unió un fallo organizativo, lamentable, que terminó enviando al sótano del edificio, frente a una fría pantalla de televisión, a buena parte de las víctimas, precisamente a las que junto a Pilar Manjón soportaron sesión tras sesión los desplantes de la mentira, sus sucios juegos, sus obscenas alianzas.

¿O no te acuerdas de aquella vez que uno de los abogados de la AVT -el de bandera preconstitucional en la correa del reloj- pidió la absolución de Jamal Zougam, finalmente condenado ayer a más de 42.000 años de cárcel?

A las 11.32 de la mañana, el juez Gómez Bermúdez toma la palabra. Lo que dice es definitivo. Uno a uno va desmontando todos los bulos y falsedades sobre los que durante tres años y siete meses se ha venido sosteniendo la llamada teoría de la conspiración. Dice el juez que los policías que analizaron la furgoneta de los terroristas lo hicieron de forma impecable, que la mochila que se desactivó en Vallecas -y que condujo a la detención de los principales autores del crimen- no fue colocada por ninguna mano negra, que los explosivos que estallaron en los trenes fueron los que el ex minero Suárez Trashorras sacó de la mina Conchita, que lo que ocurrió en Leganés aquel sábado 3 de abril fue que siete terroristas islamistas se suicidaron ante el acoso policial llevándose por delante a uno de los policías del GEO... Que ETA y el 11-M sólo están relacionados por la imaginación o el deseo, que no hay ninguna pista, ninguna prueba, nada de nada. Dicho esto, y antes de anunciar las condenas, el juez Gómez Bermúdez habló en voz baja con su colega Alfonso Guevara y ordenó un receso de 10 minutos.

Dicen que a la mentira -transmutada en ciertos abogados, en ciertos periodistas, en ciertos políticos- se le había cambiado el color de la cara. Devuelto a los corrales el bulo de la conspiración, qué quedaba. Un atentado terrorista, una acción policial, un sumario mejor o peor instruido, unos sospechosos, un juicio con todas las garantías, una condena ajustada a derecho, construida en virtud de las pruebas conseguidas. Una tragedia en la memoria, un vacío irreparable para las madres que perdieron a sus hijos, muchas horas de rehabilitación para los que todavía se despiertan sudando por las noches, para los que aún sueñan con poder andar y llevar a sus hijos al colegio, un horizonte de dolor para la familia de Laura, atada desde entonces a una cama y a un sufrimiento insuperable... Un país normal con cárceles normales donde pasarán una buena parte de sus vidas Suárez Trashorras y Jamal Zougam, unas prisiones de las que el confidente Rafá Zouhier o Fouad El Morabit, el hijo del notario de Nador, saldrán todavía jóvenes, demasiado jóvenes para el gusto de las víctimas que vieron en su comportamiento o en su mirada más peligro del que certifican sus condenas. Por eso, Pilar Manjón, de negro, siempre de negro, anunció que recurrirá la condena, porque tiene tiempo, eso dijo, todo el tiempo del mundo, sólo tuvo prisa verdadera aquella mañana del 11-M cuando buscaba a su hijo Daniel de hospital en hospital, una prisa que se le acabó para siempre a la madrugada siguiente, como a tantas otras madres, junto a un pabellón del Ifema. Ya no tiene prisa.

No habían dado las dos de la tarde cuando las víctimas se fueron marchando, apoyadas las unas en las otras, tal vez pensando las más confiadas en que dentro de unas horas cierta emisora de radio, cierto periódico, ciertos abogados, ciertos políticos -la mentira transmutada- les pedirán perdón. Perdón por haber intentado tapar la verdad con sucias, con torpes mentiras.

¿O ya no te acuerdas de que el abogado De Pablos sostenía que un etarra llamado Óscar Pérez se encontró con El Chino en un bar de Chueca? ¿O ya no te acuerdas de que cuando la policía le dijo que no, que el tal Óscar no se llamaba Pérez sino García Pérez y que, en vez de etarra, era vendedor de seguros, De Pablos siguió erre que erre, despreciando la verdad?

Ayer, en la Casa de Campo, 21 culpables de la matanza de Madrid fueron condenados. No fueron los únicos. También fue condenada la mentira.

Inocencio dijo...

Eu penso que a "teoría da conspiración" non existe. Só foi unha estrataxema do PSOE para demostrar que a tal conspiración non foi unha conspiración.