2 dic. 2008

UN CONTO TRISTE
Marcos Valcárcel
Hoxe voulles contar un conto triste, que dicía o mestre rianxeiro. Un conto doutros tempos. Ou quizais non. Antonia é unha muller moi humilde que traballa como asistenta e leva a diario a roupa a enxaboar no lavadoiro público de Marineda, aterecida polos fríos do inverno. O seu propio marido asasinou á súa nai, movido pola cobiza dos cartos da sogra, e paga agora a súa pena no cárcere, mentres ela vese condenada a sobrevivir en condicións de extrema miseria criando a un pequeno. Foron vinte os anos de castigo para o esposo e a pobre muller confía en que o prazo é abondo para curar o medo: en vinte anos, pensa ela, pode o seu home morrer no cárcere, ou podo morrer eu, ata aló falta moito tempo aínda. A morte natural nunca lle asustou, conta con ela: só lle aterroriza de verdade a posibilidade da volta do cónxuxe criminal.
Pero o azar histórico, co nacemento dun herdeiro de El-Rei, facilita un indulto que deixa ó preso libre na rúa. A Xustiza dálle ademais o dereito a compartir a casa onde vive a súa muller e onde el cometera noutrora o seu grave delito. Antonia vive angustiada, pensando na hora dese regreso, temendo ser ela a próxima vítima da violencia do bruto liberado. Chega o día fatídico e é obrigada a acoller ó seu home no fogar e mesmo a compartir leito co asasino. De todos os xeitos, el non chega a matala. Antonia morre “de morte natural”. O corazón non puido máis: morre de medo.
Velaí un breve resume do argumento de “El indulto”, un magnífico conto de dona Emilia Pardo Bazán, publicado en 1883 en “La Revista Ibérica”. O paso do tempo non deixa de ser un xogo un pouco absurdo. Os grandes problemas, os dramas e traxedias, tamén as nosas ledicias, son os mesmos dende que se escribiu a Odisea ata hoxe. O ser humano, para ben ou para mal, non cambiou tanto. Quizais cambiou moito menos do que somos capaces de albiscar. Iso, cando menos, é o que nos fai pensar este relato tan oportuno, no seu tempo e hoxe, da autora de La Tribuna.
“El indulto” é literatura aínda viva: nin sequera é preciso contextualizala. Por desgraza, os xornais contan cada día historias moi semellantes.

ANT, novembro 2008

4 comentarios:

XDC dijo...

Eu, pra saber si unha persoa está ou non interesada nos aspectos esenciáis do ser humano , trato de que fale da sua visión do "progreso". Canto máis lle pareza que cambearon as cousas desde dous mil anos pra aiquí, máis pendente está dos aspectos "accidentáis".

Anónimo dijo...

Merecido Homenaxe o de Marcos Valcarcel.
Colgo esta información de El Mundo, por aquelo de volver a puñeteira prosa da vida.

¿Quién quiere a la Constitución?
Se celebran los actos del 30 aniversario y no irán la mayoría de los portavoces
Rosa Díez no acudirá porque celebrará el Día de la Constitución con un acto en Bilbao
Ni siquiera el secretario segundo de la Cámara Baja, José Ramón Beloki, estará
La Constitución estará arropada en su día por los de siempre PSOE, PP, IU y CiU
Actualizado miércoles 03/12/2008 12:14 (CET)
ESTHER MUCIENTES
MADRID.- A la Constitución le caen ya 30 'castañas', seis lustros de vida y la entrada de lleno en la plena madurez. Sin embargo, nuestra Carta Magna no va a tener un bullicioso cumpleaños. Siete de los 11 portavoces parlamentarios no acudirán a la fiesta que el presidente del Congreso, José Bono, le ha preparado y a la que por primera vez acudirá el Rey.

PNV, ERC, ICV, CC, BNG, UPyD y Nafarroa Bai serán los partidos que, bien por motivos de agenda o bien por motivos ideológicos, no estarán en la recepción del Día de la Constitución.



El Congreso, prácticamente vacío. (Foto: EFE)
Ni la presencia de los Reyes, ni tan señalada fecha han logrado doblegar la voluntad de nacionalistas vascos y gallegos, los republicanos catalanes y la coalición nacionalista navarra, que siempre marcan distancia en las conmemoraciones constitucionales, debido a su rechazo al modelo territorial consagrado en la Carta Magna.

En el caso del PNV ni siquiera el secretario segundo de la Cámara Baja, José Ramón Beloki, acudirá dado que el próximo sábado tiene previsto un acto de partido en el País Vasco.

Las apretadas agendas de los diputados han sido también la excusa perfecta para Joan Herrera (ICV), Rosa Díez (UPyD) y Ana Oramas y José Luis Perestelo (Coalición Canaria). Los cuatro han alegado diferentes actos en distintos puntos de España que les imposibilitan su asistencia al Congreso.

Herrera no ha entrado en detalles, simplemente "problemas de agenda"; Oramas, de viaje de trabajo en Venezuela y Díez, en un acto de partido en Bilbao para celebrar los 30 años de la Constitución. Por tanto, la Cámara no tendrá un aspecto muy distinto del de alguna que otra jornada habitual de trabajo: sillones vacíos, señorías que se ausentan...

Con todo, la Constitución española estará arropada en su día por los de siempre PSOE, PP, IU y CiU -este último representado por Jordi Jané y no por Josep Antoni Duran i Lleida-, y por sus incondicionales, Bono, el presidente del Senado, Javier Rojo, y el Jefe del Estado.

Aun así, la 'party' constitucional no se va a quedar sólo en las ausencias de un día, sino que desde hace semanas arrastra fuertes polémicas que han sombreado en cierta manera un día tan señalado para muchos. Poner o no poner la placa a Santa Maravillas, quitar o no quitar los cuadros de los presidentes de las Cortes franquistas y, por último, famosos o no leyendo la Carta Magna. En definitiva, la Constitución no puede tener un cumpleaños tranquilo.

Pese a todo, la fiesta será a lo grande. Se lo merece. Después de treinta años, y aunque los españoles no se han preocupado mucho de conocer a fondo la Carta Magna, es la que les garantiza sus derechos y su libertad, y merece ser conmemorada por todo lo alto.

Los actos comenzarán el próximo viernes con una lectura del texto constitucional por parte de alumnos de institutos de la Comunidad de Madrid, que serán los protagonistas de una inusual sesión en el Salón de Plenos.

Tras el acto con los Reyes al día siguiente, los días 7 y 8 de diciembre, se celebrarán las Jornadas de Puertas Abiertas, que arrancarán a las diez de la mañana del domingo cuando el presidente del Congreso, acompañado por miembros de la Mesa de la Cámara, abran la Puerta de los Leones, y todo el que quiera pueda recorrer las instancias más importantes de la sede de la soberanía popular.

Anónimo dijo...

Parece ser que o funcionario encargado de vixilar o chip estaba tomando café.

Ana Bande dijo...

Levamos máis dous mil anos matando mulleres, é unha tradición, pasa como co crucifixo ¿cantos ven un alí a un tío case en pelotas, cando eso é o que hai? ...tantos ou tan poucos coma choran por este costume bárbaro ao que ninguén lle quere poñer remedio.