5 may. 2009


El Bloque: zurcir voluntades o coaligar mesnadas

Lois Blanco
La Voz de Galicia, 5/5/2009
Sucasas. Óleo. Paisaxe.
En una revisión de la Restauración carente de maniqueísmos, el historiador Ramón Villares (editorial Crítica) recupera dos conceptos que ganaron titulares en los periódicos de la época: zurcidor de voluntades para referirse a Cánovas, y coalición de mesnadas, en alusión al batiburrillo de ideologías que se repartían las sillas en los consejos de ministros de Sagasta. Por uno de los dos conceptos deberá decantarse el Bloque en la asamblea: sumar todas las corrientes para iniciar una transición sin personalismos o repartirse cuotas de poder entre las huestes de cada uno de los barones del nacionalismo.
Si la UPG, el beirismo, lo que queda del quintanismo sin Quintana y demás baronías periféricas prorratean el poder en la nueva ejecutiva de acuerdo con el tamaño de sus tropas, el Bloque habrá sucumbido a la tentación de mal enterrar su crisis con una coalición de mesnadas. Entonces, el recorrido de los próximos años se aventura bastante predecible: continuará la pérdida de respaldo social y de control institucional iniciadas a mediados de la presente década. Sería como intentar curarse de una neumonía por el método tradicional en los inicios de la Restauración: punciones en vena al paciente, sangría tras sangría, elección tras elección, hasta que se quede frío y sin color. Sería como recurrir a un curandero en vez de afrontar la refundación, a la postre la única salida de un Bloque que todavía no ha querido ni le ha interesado asumir que no puede volver a ser lo que fue antes de su fracasada experiencia al frente de un tercio de la Xunta de Galicia.
Fraccionado en mesnadas, ausente a medio plazo de un nuevo liderazgo con magnetismo, y en manos de la misma jerarquía que fundó el BNG hace casi treinta años y de la que lo llevó a la derrota del 1-M, los delegados del congreso no tienen muchas opciones y, en verdad, ninguna es demasiado feliz. Pero si se hace la luz o, a pesar del laicismo, si se inspiran en los evangelios (San Mateo: «Toda casa en sí dividida no subsistirá»), el nacionalismo gallego pondría el próximo fin de semana en Pontevedra un punto y final a un capítulo de su historia para iniciar otro diferente, dejando atrás los menores despojos posibles.
Primero zurcir voluntades. Segundo, definir cuál se quiere que sea la estructura de la organización. Tercero, sustituir el nativismo ideológico por la seducción del electorado. Cuarto, aplicar una renovación generacional sin paliativos. Quinto, seleccionar tres o cuatro potenciales candidatos para, una vez cruzada la transición y hechos los deberes, elegir de ese grupo un nuevo cartel electoral con opciones de ganarse no los aplausos de su bancada en el Parlamento, sino la calle en unas elecciones contra Feijoo. Ellos saben lo que tienen que hacer, pero quizá escaseen el valor y la generosidad.

2 comentarios:

ms dijo...

http://www.gznacion.com/web/noticia.php?id_noticia=14086

O líder da corrente crítica do BNG, Xosé Manuel Beiras, critica o proceso para elixir delegados para o cónclave do 11 de maio e afirma que "en vez de eleccións a delegados parecían eleccións a portavoz"A Coordenadora do Encontro Irmandiño (EI) compareceu esta tarde en rolda de prensa para avaliar o proceso que se está a desenvolver no BNG logo dos comicios autonómicos do 1 de marzo. O cabeza visíbel da formación, Xosé Manuel Beiras - que estivo acompañado por Concha Trigo e Xosé Constenla -, sinalou que "non imos aceptar que se peche en falso a Asemblea Nacional Extraordinaria".

Beiras apostou por unha Asemblea onde se senten unhas bases de cara ao futuro do BNG, "un punto de partida" que sirva para que a sociedade volva a ter credibilidade na organización nacionalista. Pola contra, amosouse contrario a que o plenario do BNG só sirva para repartir cotas de poder entre a UPG e os chamados quintanistas - agora aglutinados en "Máis BNG".

Respecto á elección de delegados para a Asemblea Nacional, o líder de EI indicou que as votacións nas comarcas celebradas o pasado sábado "en vez de eleccións a delegados parecían eleccións a portavoz". Subliñou que o proceso converteuse "nunha especie de eleccións primarias ou presidencialistas, con candidatos e presentación dos mesmos". Neste senso, tamén destacou que no Encontro Irmandiño nunca falaron de candidatura a portavoz nacional nin de nomes.

Incongruencias

Ademais, Xosé Manuel Beiras falou do que considerou "incongruencias" de Alternativa pola Unidade (APU) - liderada por Guillerme Vázquez - e "Máis BNG", encabezada por Carlos Aymerich. Puxo como exemplo a cuestión da presenza da militancia na Asemblea de maio.

Para o dirixente de EI, tanto APU como "Máis BNG" argumentaron de palabra a máxima participación posíbel, pero á hora de elaborar o regulamento asembleario negáronse a recoller a proposta do Encontro Irmandiño de que a Asemblea fose aberta a toda a militancia.Beiras tamén censurou que a corrente que el lidera non tivo acceso aos censos de militantes nas comarcas para poder elaborar as "listas abertas" que o EI promoveu.

Por outra banda, o ex-portavoz nacional do BNG anunciou que o Encontro Irmandiño vai promover unha candidatura ao Consello Nacional na Asemblea Extraordinaria, aínda que aclarou que non fará o mesmo para a portavocía nacional. Si subliñou que a lista que presentarán para o máximo órgano entre asembleas vai estar encabezada por el mesmo.

Alén, Beiras amosou a disposición do EI de negociar coas outras dúas plataformas unha Executiva plural onde estean reflexadas as diversas correntes do BNG. A preguntas dos xornalistas, o líder "irmandiño" deixou claro que "non imos a establecer ningún pacto previo á Asemblea", e non considera "incompatíbel" ser portavoz nacional á vez que portavoz parlamentar.

xOsse dorrío dijo...

Duas correccións: a A. N. E. nin é en Pontevedra nin é o 11 de maio. Será en Santiago o vindeiro día 10.

Concordo en que todos os militantes sabemos o que hai que facer, só falla que os delegados, en nome dos primeiros, teñan a valentía de facelo.