2 feb. 2008



en poleiro alleo

Caníbales, de M. Rivas (EP 2 febr.)
Aquí las denuncias anónimas siempre han gozado de mucho prestigio. Son las que tienen más credibilidad. Las primeras que se tramitan. Quisiera presentar una denuncia anónima por canibalismo. Contra los comedores de honra, que es la parte más sabrosa del humano. ¿A qué sabe la honra? Creo que a rana. Para degustarlas mejor, a las ranas les arrancan en vivo la cabeza y luego las despellejan. Las cabezas siguen vivas durante un tiempo, apoyándose en la memoria de la entereza. La emisora de la Iglesia católica española, para ilustrar su impiedad básica, debería tener como sintonía un croar de ánimas de rana. Como se dice en Medea, la vergüenza voló de Grecia al éter. La energía que mueve todo esto necesita para alimentarse de grandes cantidades de honra ajena. Habría que elaborar una lista de despellejados y añadirla como apéndice contemporáneo a la Historia crítica de la Inquisición de Juan Antonio Llorente. (...) O artigo completo

Los curas y la política, de J. M. Ponte (FV 2 febr.)
Por otra parte, nadie se debe de extrañar de que la Iglesia pida el voto para la derecha. Es lo que ha hecho siempre. Aquí, y en todas las naciones de base social preferentemente católica, como Italia o Portugal, y algo menos en Francia. En Italia, concretamente, el apoyo de la Iglesia a la Democracia Cristina (hasta que desapareció como partido tras los escándalos de corrupción y de implicaciones mafiosas) era algo ritual en todas las citas electorales. Los escritores Leonardo Sciascia con "Las parroquias de Regalpetra", y Giovanni Guareschi, con "Don Camilo", aquel párroco simpático que era el contrapunto de un alcalde comunista, describieron magníficamente el ambiente. "Cualquier cura que sepa actuar -escribía Sciascia- manipula entre trescientos y setecientos votos. Está por ver cuantos votos manipulan en Españalos obispos por medio de sus corresponsalías parroquiales (no todas fieles al mando) y de la cadena COPE. Y tampoco está muy claro que le vayan a sacar más dinero al PP del que ya les concedió el PSOE. O artigo completo

Os círculos concéntricos, de Afonso Monxardín (LR 2 febr.)
Dicía non sei quen que o Manolo Rivas ten cara de boa persoa e o don da empatía. Pois si. O outro día na súa charla ’a corpo aberto’ no Liceo mergullouse nos seus anos de infancia e mocidade con dous textos monográficos sobre súa nai e seu pai e co relato oral de historias da súa vída cotiá daqueles anos. Eran textos e palabras líricas, amables, seductoras e para nada, claro, pegañentas ou empalagosas. A charla foi medrando en círculos concéntricos desde as dúbidas de todo nacemento ata o desenvolvemento pleno, en marabillosas espirais entrelazadas e desenvolvidas con graza, humor e a suprema humanidade que o caracteriza.En fin, creo que hai moito tempo non se escoitaba unha cousa tan agradable e pracenteira nesta cidade. Ninguén se moveu a pesar de que acabou de falar pasadas as dez da noite... e creo que se chega seguir, seguiriamos todos alí embelesados, engaiolados e sorrintes. Ou sexa, un pouco máis felices. Claro que entre tanto famoseo, tanto tumba e taramba electoral, político, mediático, tanto conflito que non é tanto, a xente devece por oír palabras e historias tranquilas, calmas e bonitas. O artigo completo

5 comentarios:

Xoan da Coba dijo...

Os circulos concéntricos dos petroglifos. Que si eran o "tabuleiro" dunha versión antiquísima do xogo da oca, xogo da vida. Que si a oca era sagrada. Que si a vieira do xacobeo era en realidade a pegada dunha oca. Que si ten relación có camiño das estrelas, coa peregrinaxe a Occidente, ó Continente Perdido. Que si as pedriñas colocadas nel reflexaban constelaciós ou fenómenos astronómicos. Que si eran meras sináis de término. Que si informaban da posición dos rebaños, ou de manadas de animáis prá caza.

A mín sempre me pareceron "mapas" pra determinar posiciós. Versiós rupestres do que milenios despóis os científicos chamarían "coordenadas polares". Mais "naturáis pra describir fenómenos naturáis" básicos que as "cartesianas".

Xoan da Coba dijo...

Vexan, por exemplo, un "diagrama de resposta polar". Non me digan que non parece un petroglifo!. FURAR.

Boeno, teño que ir tocar dentro dun pouco. Sacar uns cartiños pra ir pasar o Carnaval a Lugo. Xa convencín á dona.

Xosé M. González dijo...

Se me ve nun paso de peóns, non deixe de parar. Ou onde sexa.

marcel swann dijo...

Yo/Eu estoy/estou muy/moi contento/ídem porque/ídem acabo/ídem de/ídem descubrir/ídem que/ídem, aunque/aínda que "Galicia es bilingüe", Blanco/ídem Valdés/ídem es/é monolingüe/ídem.

Vexan, vexan...

Sí, Galicia es bilingüe (LVG)
Domingo 03 de febrero de 2008

Bajo el lema que titula esta columna, la asociación Galicia Bilingüe ha lanzado una campaña explicando sus principios y objetivos, que pueden consultarse también en Internet: www.galiciabilingue.es. Para entender la oportunidad de una iniciativa que respira tolerancia -cosa rara cuando se habla de la lengua- no es necesario asumir todos los planteamientos de un grupo de gallegos a los que une la constatación de algo elemental: que en Galicia se hablan dos idiomas diferentes.

Yo, por ejemplo, no comparto el supuesto derecho de los padres a elegir la lengua en que sus hijos deben estudiar -derecho que conduciría a segregar dos comunidades lingüísticas dentro del país- aunque reconozco, desde luego, que exigir el respeto a ese derecho será lo único que les quedará a los ciudadanos si las autoridades siguiesen empeñadas en imponer un sistema de inmersión que solo tiene en cuenta la distribución real de los hábitos lingüísticos con la finalidad de alterarla de un modo artificial y obligatorio.

Ese es, de hecho, el nervio de un asunto que preocupa a miles de personas, casi todas asustadas por salirse de lo políticamente correcto y temerosas de ser tachadas de enemigas del país: que la existencia de una Galicia bilingüe no es una patología a eliminar, sino una realidad que todo demócrata debería respetar.

No ha sido esa, sin embargo, la actitud determinante de la política lingüística de una gran variedad de instituciones, que han decidido desconocer por completo la realidad bilingüe de Galicia: el gallego es la única lengua real de la Universidad de Santiago (creo que también de las de Vigo y A Coruña), de la Televisión de Galicia, del Parlamento gallego o de la Xunta, pese a que profesores y estudiantes, telespectadores y políticos tengan en un porcentaje elevadísimo como primera lengua el castellano.

Los partidarios de intensificar tal situación -que supone una clara violación del principio constitucional de cooficialidad entre gallego y castellano- alegan como justificación de sus políticas que lo que está en riesgo en Galicia es el gallego y no el castellano. No seré yo quien niegue la evidencia: es verdad.

Tan verdad como que existe un límite infranqueable para hacer frente a esa deriva negativa: el de respetar los derechos personales. Porque, como proclaman los de Galicia Bilingüe con toda la razón, son los hablantes, y no las lenguas, los que gozan de derechos. Partir de lo contrario ha conducido a todo tipo de abusos y de excesos: los que vivimos bajo el inicuo régimen de Franco sabemos bien de lo que hablamos como para no temer los nacionalismos lingüísticos de hogaño tras la atroz experiencia de los nacionalismos lingüísticos de antaño.

marcos valcarcel dijo...

ESCOITADO NA RADIO HOXE: ´
hoxe Zapatero falou nalgures tamén das denuncias anónimas contra os médicos de Madrid, quizais inspirado por este artigo de Rivas, polo tono en que falaba.
Por certo, cando lin por primeira vez esta magnífica columna do amigo Rivas lembreime de O DIVINO SAINETE DE CURROS e aqueles frades e beatas roendo ósos... Só me pasou a min?